+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario castellonfire:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

UN TESORO ECOLÓGICO

Cómo recorrer la Vía Verde de Benicàssim y Orpesa sin morir en el intento

El recorrido cuenta con un trazado de seis kilómetros y es apta para todos los públicos

 

La Vía Verde puede ser un peligro si haces las cosas mal -

RAFAEL FABIÁN
13/02/2019

¿Saben cuál es el récord mundial de los 6 kilómetros? Nosotros tampoco. De hecho no es una distancia oficial reconocida en el mundo del atletismo, así que será difícil que encuentre el dato en ese pedante sabelotodo llamado Google. Sí le podemos decir que el récord de los 5 kilómetros lo tiene el etíope Kenenisa Bekele con 12:37.37 minutos, así que si completa la Vía Verde que conecta Benicàssim y Orpesa en ese tiempo aproximado ya está tardando para acudir a los próximos Juegos Olímpicos, pues su distancia es de 5,7 kilómetros.

Bromas al margen, quien acude a este tesoro ecológico que conecta dos de las localidades costeras más conocidas de Castellón se encontrará con un buen número de ‘runners’ y ciclistas, pues el paraje es ideal para practicar deporte, pero no solo para ello, pues los ‘paparazzis’ e ‘instagramers’ que la visiten tendrán un buen material visual ante la espectacularidad de las imágenes que se van a encontrar.

via GIPHY

Como decíamos, la ruta consta de 5,7 kilómetros, a los que hay que sumar otros 5,3 de carril bici, y transcurre por la antigua vía de ferrocarril que bordea el litoral de ambas localidades. Es una ruta llana, que pasa a través de varios túneles y se puede recorrer a pie, en bicicleta, en patín o hasta en burro si tienes acceso a este simpático animal.

La Vía Verde está totalmente acondicionada, es accesible para personas con movilidad reducida y apta para ir con los más pequeños de la casa, aunque teniendo en cuenta las temperaturas que se pueden registrar en las estaciones más calurosas y el sol, es recomendable llevarse más agua que menos, protector solar y gorra.

via GIPHY

Además, el recorrido dispone de zonas de descanso y recreo, con estacionamiento para bicicletas y bancos para sentarse y contemplar el paisaje en el que no faltan formaciones rocosas y acantilados; así como de tranquilas y limpias calas --a las que se accede desde el mismo recorrido-- para refrescarse, contemplar la belleza del Mediterráneo o sumergirse en él para disfrutar de la práctica del snorkel.

Las torres vigía, como la de la Colomera, la Cordà y Sant Vicent, algunas distinguidas como Bien de Interés Cultural (BIC), se alzan como muestra de un pasado histórico, mientras que la vegetación propia de la zona, entre la que figuran especies como pinos, algarrobos, romero, lavanda, etc., crece al abrigo de la brisa marina y tiñe de distintas gamas de verde el paisaje.

Cómo llegar a la Vía Verde

A la Vía Verde del Mar se puede acceder desde ambas localidades castellonenses. En Oropesa del Mar, el itinerario parte de la calle Tramontana, en la playa de la Concha; y en Benicàssim el acceso al inicio de la ruta se encuentra junto a la playa del Hotel Voramar.

La línea de autobús Castellón-Orpesa del Mar tiene parada en la playa de la Concha de Orpesa, a 500 metros del acceso a la vía; y en Benicàssim, en la parada de la Urbanización les Platgetes, que se encuentra a 1 kilómetro del inicio. También es posible acceder en tren, desde València hasta Benicàssim, pudiendo transportar la bicicleta en la mayoría de ellos (consultar pinchando aquí). Los interesados encontrarán más información pinchando en este enlace.

Temas relacionados