+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario castellonfire:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

TRENDING TOPIC EN REDES

El diccionario castellonense-castellano que estabas esperando

Si vienes a la provincia de Castellón o resides en ella pero no entiendes algunos términos te explicamos el significado de las expresiones autóctonas

 

RAFAEL FABIÁN
13/02/2019

Si estás pensando visitar Castellón o resides en nuestra provincia y no te enteras de algunas expresiones locales, no hace falta que visites el Google Play o la Apple Store para descargar un diccionario castellonense-castellano para no tener que poner cara de circunstancias ante palabras desconocidas allende las fronteras locales.

En este artículo, basado en uno anterior que fue trending topic en redes sociales, te traducimos las palabras con más raigambre en la terrera, pues igual que Castellón cuenta con algunos de los pueblos más bellos del mundo, kilómetros de privilegiadas playas, bellos parajes naturales o una gastronomía envidiable y envidiada… uno de los motivos de orgullo para los castellonenses es, a mucha honra, su particular vocabulario. A continuación compartimos con vosotros un breve diccionario con diferentes palabras claves y expresiones que debéis conocer para no dar el cante y pasar por meros ‘guiris’ cuando visitéis esta provincia:

  • Mone: Vámonos. Forma coloquial de conjugar el verbo ir o anem en valenciano y una de las expresiones más comunes que te puedes encontrar.
  • I avant: Y ya está. Otro término muy empleado en Castellón cuando se quiere acabar con una conversación o enfatizar lo dicho.
  • Villa: Chalet. Dependiendo de la zona de España en la que uno se encuentre, para la misma edificación unifamiliar escuchará indistintamente chalet, masía, torre, cortijo… Que quede claro, en Benicàssim es villa. ¿Y en Castellón? Pues también se utiliza villa, aunque en las segundas residencias en la zona de secano se emplea maset, al igual que en Vila-real, por ejemplo.
  • Comboi: Ilusión. En Castellón, si te regalan algo, no te hace ilusión, te hace comboi; y si algo te apetece, te “fa comboi”.
  • Xaaa: No confundir con el xeee empleado cuando bajamos más al sur, sobre todo en la provincia de Valencia. Para los no iniciados en la lengua, podría traducirse en un pero vamos, y se podría reforzar con los brazos separados en signo de desaprobación.
  • Figa albardà: Pocos productos más autóctonos que una figa albardà. Lo que viene siendo un buñuelo de calabaza relleno de un higo seco. Una exquisitez para los paladar más exigentes, muy propia de fiestas populares como la Magdalena.
  • Cremaet: Carajillo de la terreta. Pocos productos tan autóctonos como el carajillo cremaet. Café con ron (o brandy) quemado con miel (o azúcar) y otros ingredientes como granos de café, canela en rama y piel de cítricos. 
  • A fer la ma: A tomar por… Al margen de hablar de la lejanía de un determinado lugar, también sirve para mandar a alguien a este determinado lugar. Ves a fer la má es una forma un tanto cariñosa de desaprobación hacia alguien. Si te envían a fer la má es que no te quieren tener muy cerca.
  • Colla: Local de encuentro para amigos. En otros puntos de Castellón como por ejemplo Vila-real se emplea por ejemplo penya.
  • Desbrafar: Quitar el gas. Si la cerveza está ‘debrafada’ más vale que pidas una nueva.
  • Espolsar: Sacudir. Si escuchas “espolsa el mantel” ya no tienes excusa para hacerte el sueco.
  • Espardenyà: Castellanismo. Cuando alguien habla un mal valenciano utiliza espardenyaes.
  • Com el quico: Más que saciado. Si te pasas tres pueblos con la comida o bebida, te pones “com el quico”.
  • Meleta de romer: Boccato di cardinale. Puede emplearse ante una comida exquisita como en señal de aprobación.
  • Ma: Mira. No tanto como mirar, sino en expresiones como “ma que eres” o “ma que t’agrà”. ¿Quién no lo ha oído nunca en Castellón? Bola de heno.
  • Me’n vaig a fotre: Literalmente se traduciría como “me voy a joder”, aunque el malsonante verbo suele traducirse más como beber y comer, que como se emplea en su uso en castellano. Si te dicen me’n vaig a fotre una rua ya sabes que quiere decir, de forma un tanto basta, me voy a comer un bocadillo.
  • Sas: Sabes. Muy similar al valenciano saps…
  • Facilitari: Fanfarrón. Término empleado sobre todo en la comarca de l’Alcalatén. Allí si alguien se lo tiene creído no es orgulloso, es un facilitari. Ya lo sabes.
  • Pardal: Pájaro. No tanto para definir a las aves, sino a las personas un tanto pícaras. Si vas sobre todo a la Vall d’Uixó y pueblos de la contornada te hartarás de escucharlo.
  • Xicuel@: Chaval/chavala. Así llaman los más veteranos a los más jóvenes en Castellón y provincia.
  • Pai n’amunt: Por ahí arriba. Lógicamente es una adaptación del valenciano, en el que lo correcto sería emplear por ejemplo para esta expresión “per ací dalt”.
  • Una monà: Una monada. Muy empleado en Castellón para calificar algo como bonito, bueno o agradable.
  • De categoría: Espectacular. Muy empleado en Castellón para calificar algo como muy bonito, bueno o agradable. Suele ir acompañado por internacional: La paella es “de categoría internacional”. Mejor elogio que este, pocos.
  • Xalar: Disfrutar. El verbo está aceptado en valenciano, pero en pocos sitios de la Comunitat verás que lo empleen tanto como en Castellón.
  • Vaig a diteu: Voy a decírtelo. Expresión también aceptada en valenciano y muy autóctona incluso para los castellano parlantes de la provincia.
  • Allavontes: Entonces. Incomprensiblemente no está aceptada de forma oficial en valenciano. Puede ir acompañado de un doncs. Allavontes doncs, que viene a significar, ¿entonces qué?. Ojo porque también puedes escuchar la ‘espardenyà’ (ahora ya sabes lo que significa) entonses, que en este caso comprensiblemente no está aceptada de forma oficial en valenciano.

Por último y no por ello menos importante, nos centramos en el capítulo de insultos locales. Es tan larga y variada la lista, y se nos quedarán tantos fuera, que está abierta a los que amablemente nos podáis enviar:

  • Los vecinos valencianos tienen el suyo propio mig ouet. Cuenta la leyenda que els collidors valencians que llegaban a la provincia, para almorzar traían medio huevo, así que cuando les preguntaban por su comida, respondían: "Ará, mig ouet, després ja vorem".
  • Deslocalizado está el apelativo de cap de suro, que se podría traducir como corto de luces. Si al margen de poca inteligencia el interpelado también es tirando a bruto, en Castellón no dudarán a la hora de definirle como borinot.
  • Tampoco nos podemos olvidar del figamolla, que vendría a ser un cobarde o llorón, y que tiene un sinónimo más o menos aceptado como ploramiques. El antónimo podría ser milhomens (mil hombres), aunque la carga irónica está implícita en el término.
  • Para quien viste bien, en Castellón, más que elegante se le califica de mudado o mudaet. Siguiendo con la vestimenta, no podemos dejar escapar palabras como coent y coenta, que vienen a referirse a una indumentaria poco ubicada o recargada.
  • Si alguien no consigue un determinado propósito, en el resto de la geografía nacional se le definirá como decepcionado, pues bien, en esta terreta se le califica de despegado.
  • Más que nervioso, si visitas esta provincia estarás desfisiós.
  • Tampoco deberíamos dejar pasar por alto el término desgrasiat, que a buen seguro todos los lectores comprenderán al momento o el de merda lull, cuya expresión al completo sería tal que así: obri lull merda lull.
  • Es habitual el empleo de productos de la tierra para insultar de forma cariñosa, o no, al prójimo. Si te tachan de figamustia es que no te consideran precisamente la alegría de la huerta. Un tubérculo está también en boca de buena parte de castellonenses. Hablamos de moniato, cuyo empleo no es un elogio precisamente, como no lo es pintamonas o capsot, que viene a traducirse como intrascendente y cabezón, respectivamente.

Destacar también expresiones como Ieeee qué pasa, muy común en la capital de la Plana y que se sustituiría por un "chaic" en Morella. Si bajamos por ejemplo a la Vall, el iee se suple por un yeeep, a lo que se responde con un innegociable yeeeira. En Vinaròs, por ejemplo, es más habitual el uso del uiaaaa, expresión que da incluso nombre a una veterana comparsa en los Carnavales. Viene a ser una especie de ah redéu, que se emplea más en el centro y sur de la provincia. La lista es interminable y seguro que se nos habrán dejado muchas expresiones fuera. ¿Cuál es la tuya? Nos la puedes enviar a castellonfire@gmail.com y la incluiremos con gusto en este artículo.