+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario castellonfire:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

NO DEJA INDIFERENTE A NADIE

El viral del año lo protagoniza un castellonense

Una cómica situación en el Metro de Madrid supera las 10 millones de reproducciones

 

El viral del año lo protagoniza un castellonense -

REDACCIÓN
07/10/2019

Son muchos los casos de jóvenes que se marchan de la provincia en busca de nuevas y mejores oportunidades. Este es el caso de Marcos García Pérez, un chico de 31 años que estudió en el Sos Baynat primero, y más tarde en la UJI el grado de Comunicación Audiovisual.

Marcos se marchó a Madrid hace cinco años y se encuentra trabajando actualmente en una agencia de publicidad ubicada allí en la capital. Esta profesión la combina con su pasión de actor de improvisación, hobby que práctica en sus ratos de ocio y el cual le ha servido para hacer amigos pero también para que le pasara una experiencia con la que no esperaba toparse.

El castellonense decidió entregar un guión al concurso del Metro de Madrid de la semana de las letras, el cual consistía en un crono teatro que debía contar una historia de dos minutos en la cotidianeidad que se vive en un vagón de transporte público madrileño.

El castellonense ocupa el lugar de la izquierda de la fotografía.

Para su sorpresa, la primera de muchas que se llevaría con esta experiencia, su historia fue elegida entre las cinco mejores presentadas al concurso, y por tanto debía de representarla durante cinco días por las líneas que conectan a los usuarios del metro con las diferencies ubicaciones de la ciudad.

Nos ha contado como fue la experiencia: “Era divertido, la gente se quedaba muy sorprendida y las reacciones eran muy diferentes. Había gente que incluso llamaba a seguridad pensando que la discusión iba a mayores, y otra que detectaba que la situación se debía a una actuación e incluso nos aplaudía al terminar”.

La sorpresa más grande fue cuando el último día de actuación, su compañera grabo la actuación con la única finalidad de llevarla como recuerdo, y la subió a las redes sociales. Esto desencadenaría algo increíble, y es que el vídeo empezó a hacerse viral, a ser compartido por otra gente a la cual le parecía curiosa la escena. La situación se fue de las manos y las visitas crecían exponencialmente hasta llegar a los 20 millones de reproducciones.

Podéis ver la escena que propició todo el movimiento viral aquí mismo.