+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario castellonfire:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Viajes

Una ruta en caravana, la mejor opción para visitar Castellón

Mostramos un plan perfecto para recorrer la Costa de Azahar

 

Una ruta en caravana, la mejor opción para visitar Castellón -

Sergi Juan
23/05/2019

Dicen los viajeros que el mundo es demasiado bonito como para verlo desde casa, y es posible que estén en lo cierto. Un  viaje siempre viene acompañado de experiencias inolvidables, de historias que quedan marcadas y aventuras que con el tiempo se convierten en el recuerdo que a uno lo mantiene vivo.

En este caso os vamos a hablar de un tipo de viajes que cada vez coge más fuerza entre aquellos aventureros que les gusta descubrir y explorar muy bien alguna zona concreta de la geografía de nuestro país.

Se trata del turismo de caravanas, el cual se adapta muy bien a las zonas de costa, puesto que estas suelen ofrecer planes y paisajes diferentes sin tener que hacer grandes desplazamientos entre las diferentes poblaciones.

Este es el caso de la Costa de Azahar, la cual cuenta con más de 120 kilómetros de espectaculares paisajes costeros y también de pequeños pueblos de interior con mucho encanto.

Seguidamente os vamos a mostrar un itinerario perfecto para recorrerse la provincia castellonense de sur a norte en caravana.

Tomando como punto de partida la capital de la provincia, Castellón de la Plana seria nuestra primera parada, el estacionamiento de la caravana lo encontraríamos en la playa, situada en el barrio marítimo de Castellón, a unos 6 kilómetros del centro histórico de la ciudad. Visitar el Museo del Mar, el Planetario, pasear por la ciudad y disfrutar de más de 8 km de playas con bandera azul son algunos de los planes que puedes realizar en dicha ciudad.

El acceso a la zona de caravanas resulta fácil de encontrar, salir en dirección al Grao/Puerto por la CS-22 y seguir por ella hasta el final en la zona deportiva y el Planetario. Justo detrás está el área.

En este primer punto de nuestra ruta se podrá visitar la ciudad, con sus lugares encantadores, y muy buena conexión con transporte público con la zona donde se encontraría el parking de caravanas.

La segunda parada tendrá lugar en Benicàssim, el municipio costero es uno de los más atractivos de la provincia, el espectacular camino de la Vía Verde que conecta la localidad con su vecina Oropesa del Mar es sin duda un atractivo para disfrutar de la naturaleza por el lado del mar.

Cuenta con una zona donde dejar la caravana, y muchos kilómetros de playa para disfrutar, además con mucha variedad, ya que se puede encontrar playas de arena y de piedra prácticamente juntas.

La siguiente parada de la ruta es recomendable que se haga en Oropesa, donde también hay un parking público de caravanas. Se encuentra al final de la playa, junto la calle Galicia y el paseo marítimo, y es por tanto una ocasión perfecta para aparcar y visitar la preciosa localidad de Oropesa del Mar, la cual cuenta con unas playas extraordinarias.

Una vez decidas seguir avanzando tendrás que avanzar aproximadamente 50 kilómetros hasta llegar a Peñiscola, uno de los municipios más bonitos de la provincia, el cual suma hasta 16 puntos perfectos para el baño entre playas y calas. Además cuenta con la Sierra de Irta y la Marjal de Peñiscola, donde podrás pasear y o incluso hacer una ruta divertida con tu bicicleta.

Benicarló será el siguiente destino del viaje, otra localidad muy interesante que no puedes perderte, con un clima esplendido y con un puerto marítimo que deja un pescado riquísimo a los restaurantes costeros que deberás elegir para comerte un buen arroz. Además deberás de visitar el mercado central, donde podrás adquirir productos muy buenos de la provincia para seguir con tu viaje.

El siguiente destino nos alejará de las bonitas playas, ya que nos desviaremos a la preciosa y famosa localidad de Morella, la cual está situada en el interior de la provincia y que también cuenta con un sitio perfecto para dejar tu caravana. Además con unas vistas del castillo espectaculares.

Este peculiar pueblo esta fortificado por una antigua muralla, y es un atractivo muy potente en la provincia. Es una parada obligatoria y además sirve para variar ante los primeros días de viaje en los que has tenido muchas horas de playa.

Por último visitaremos Vinaròs, que está situada al norte, y de esta forma acabaremos nuestra ruta por la Costa de Azahar en la playa. La posibilidad de comer un buen arroz en la zona portuaria, perderse por sus icónicos lugares o andar por el paseo marítimo son algunos de los planes que podrás hacer en esta última parada.