+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario castellonfire:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Ni se te ocurra pensar en quemar una gaiata

La tradición de 'llum i color' se remonta al siglo XIII, en los primeros asentiamientos alrededor del Castell Vell

 

Las gaiatas tienen que ver con los artefactos que iluminaron el descenso desde el 'Castell Vell' a la Plana, que podrían haber bajado la montaña por la mañana, pero mira. -

Adrián del Barrio
18/03/2019

Mañana, en la noche de San José, Sant Josep o como lo queramos decir, se queman las fallas de la provincia (la cremà) y las de otros pueblos vecinos como Valencia. Tras el fin de semana, ajetreado y honorífico, los ninots, fruto de un año de trabajo y de perfeccionamiento, se convierten en hoguera y en ceniza en las plazas de Benicarló, Borriana, Vall d'Uixó y Almenara.

Es verdad que, simplemente por lo monumentales y por su exhibición en la ciudad, las fallas pueden guardar similitud con las gaiatas. Además, tanto en Castellón como en Valencia, ambas tradiciones aluden a los antiguos distritos y barrios de las ciudades de la época.

Pero nooooo, a las gaiatas no se les pega fuego.

Realmente, ni siquiera los valencianos saben exactamente por qué se les pega fuego, aludiendo que representa "el cierre de una etapa" o "el sentimiento de renovación", según una encuesta en 2014. Y esto tiene sentido, pues es una característica de la Cuaresma. Como 'falla' tiene su origen en el latín, facula, traducido como antorcha, sí podría interpretarse la vinculación al fuego y su valor purificador; por eso también hay hogueras en San Juan o San Antonio, además de San José 🔥

Sin embargo, las leyendas paganas relatan la quema del parot, un poste con un candil, que fue evolucionando hasta convertirse en los colosos satíricos que adornan las calles de las ciudades falleras. Pero las gaiatas tienen que ver con otro motivo. Esteban Gual, presidente de la Federación Gestora de Gaiatas, se vincula no solo con la organización de los festejos, sino también con su origen. Si alguien puede citar a los antiguos castellonenses, es él.

La gaiata tiene como función "rememorar aquellos gaiatos iluminados que utilizaron los antepasados de la ciudad cuando descendieron desde la loma de la Magdalena hasta la Plana de Castellón" en 1253, dicen desde la Gaiata 6 (Farola Ravalet), que también preside Esteban. Esto es más o menos conocido, pero hay más.

Según sigue el relato, la gaiata "debía llevar tantas luces como vecinos, cabezas de familia y familiares acudieran a la romería", y ese poste con luces "lo llevaba uno de los romeros en la mano o sobre una peana llevada por varios de ellos". De ahí nace la tradición de pasearlas por la ciudad.

Y así se traspasó la gaiata de generación en generación, avanzando durante la Edad Media hasta asentarse como símbolos de los diferentes focos urbanos (Taxida, Villamarch y Fadrell), y recuperando el peregrinaje al Castell Vell, a la ermita de la Magdalena, desde 1375 hasta hoy, origen del Domingo de Romería.

Siglos y siglos después, la tradición comenzó a formalizarse hace poco más de cien años, hasta que en 1945 se creó la Junta Central de festejos de la Magdalena y la correspondiente semana de fiestas de Castellón, recuperando las tradiciones de la baja Edad Media.

Por eso no se queman las gaiatas, ¿entiendes?

RELACIONADOS

Temas relacionados