+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario castellonfire:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cómeme

Detox para las comilonas en vacaciones

Vienen más festivos, más dulces, más sofá, más Netflix... Compagina tu rutina con alimentos de aquí que ayuden a tu cuerpo a sentirse mejor

 

La alcachofa, si no pesa como tu sobrino, no estará tan buena - MJS

Adrián del Barrio
02/04/2019

Atracones que ni en Navidad, licores en todas las comidas y cenas, picando entre horas constantemente… La semana de fiestas nos deja el cuerpo hecho unos zorros, por fuera y por dentro, y si el verano está a poco más de dos meses, empieza a sonar la “operación bikini” desde hoy hasta que los propios bikinis se luzcan en las playas y piscinas del mundo.

Con el gimnasio a reventar y la dieta milagro que se ponga de moda este año, hay más formas de escurrirse los  kilos que nos restan agilidad, fondo y perjudican nuestras articulaciones. Aquí entran los alimentos de temporada (sobre todo fruta y verdura), que sencillamente están más sabrosos, hay más (cosa que abarata el producto), tienen más nutrientes y se reducen los costes energéticos de transporte y almacenaje.

Bien conocidas son las habas y bajoques de la terreta, las que de forma tradicional “se sirven al tombet”, como especifica Dídac Català i Garcia, gastrónomo local, con tomate, ajo y aceite. Las habas y judías, arraigadas a la gastronomía castellonense, son fuente de proteínas, ácido fólico, minerales y fibra. Introdúcelas en tu dieta como guarnición o plato principal.

Famosa en esta provincia gracias a Benicarló, dando las últimas cosechas, la alcachofa es una de las opciones diuréticas y laxantes que mejor entran en esta categoría. “Al horno con ajo y aceite están bestiales”, asegura Dídac, “o en cuartos y fritas, o en escabeche”. Las opciones son variadas y sabrosas, imprescindibles para esta época.

Aprovechando la Cuaresma y con la Semana Santa en el horizonte, mejor sustituir la carne por el pescado. “La sardina está ahora mismo en temporada de pesca”, afirma Francisco González Yuste, también gastrónomo.

Como pescado azul es más graso, energético y con más vitaminas liposolubles que el pescado blanco, y la sardina en concreto se puede rellenar, marinar en escabeche, freír, rebozar… Otro plato característico, el all i pebre castellonense, que junta el ajo, pimentón, patata y la anguila, pescado azul que también está en el final de su época óptima de pesca.

En cuanto a frutas apropiadas para esta entrada primaveral, los nispereros y las ciruelas prunas (o claudias) tienen tradición en la tierra castellonense. Ya se consuman de forma directa, se preparen postres, tortas y almíbares con estas variedades, conservan su beneficio común para el tracto digestivo, antiinflamatorio natural y diurético.

No hay excusa para acercarse a los productos que tengas cerca; si es que están más buenos y son más baratos. No hace falta encapricharse constantemente con fruta tropical, puedes prescindir de comer papaya o lichis, que aparecen en muy pocos huertos por aquí.